Chiste: Los cangrejos mexicanos

Resulta que fue un mexicano al mercado de mariscos y
despues de comer unos tacos de pescado, decidio comprar unos cangrejos,
de esos que venden vivos y los tienen en canastas.
Pasó al primer puesto y el encargado le enseñó unos cangrejos dentro de una
canasta bastante alta, la cual estaba tapada con una tabla, el mexicano
le preguntó: “Por qué están tapados con una tabla?”, Ah!, -dijo el vendedor-
es que son cangrejos gringos, y si no los tapo, pues empieza uno a escalar
hasta que por esfuerzo propio salta de la canasta y se escapa, y si no los
tapo, pues me quedo sin cangrejos!!.

Umh! -expresó el mexicano y se fue al siguiente puesto-, ahí estaba una
canasta mucho más alta y tapada con una tabla y dos ladrillos. Como
resultado de la misma pregunta el vendedor dijo: “Son cangrejos japoneses y
cuando uno se quiere escapar, empieza a apoyarse en los demás, y éstos van
empujándolo hacia arriba apoyados en otros y así sucesivamente, de tal
manera que se forma una pirámide hasta el borde y entonces el cangrejo se
escapa.

Oh!, que bien -pensó el mexicano y se fue al último puesto-, ahí estaba
una canasta de cangrejos con un pequeño borde y destapada. Y esta por qué
está tan desprotegida, no le da miedo que se le vayan a escapar?? -pregunta
al vendedor- No, no hay problema -dice éste- son cangrejos mexicanos, cuando
uno está tratando de sobresalir, entre todos se encargan de jalarlo pa’bajo…

AD
Etiquetas:
Publicado en Chistes

Deja un comentario