Chistes Cortos

Un Ni├▒o q le quer├¡a decir cosas bonit a su novia y fue donde su profe de literatura y el profe le dijo dile as├¡ tienes ojos de lucero tu boca es de cristal y te bajaron del cielo por un corte celestial y el Ni├▒o fue corriendo donde su novia repitiendo lo q el profesor le hab├¡a dicho y cuando llego donde su novia le dijo «tienes ojos de becerro tu boca es de corral y te bajaron del cielo por bruta y animal

habia una vez dos monjas q nacieron juntas y hicieron todo juntas pero un dia las monjas se separaron y cada una sigui├│ su camino como se llaman las monjas?? pssss por telefono!!!

Pepito le pregunta a la maestra:
Maestra, verdad que un hombre no puede embarazar a otro hombre?
Maestra: No pepito, es imposible
Pepito: Ya ves jaimito, no te va a pasar nada..

┬┐Qu├® le dijo un pl├ítano a una gelatina?
Todavia no me desnudo y ya estas temblando.

Un franc├®s decide ir a la selva a conocer animales salvajes y contrata a una gu├¡a mexicano.
Cuando estaban en la selva sale una bestia negra y muy salvaje. Entonces, el mexicano se echa a correr despavorido y el franc├®s le empieza a gritar:
¡Esperra, esperra!
No, contesta el mexicano, no es perra pendejo!! es una pantera.

La madre de Jaimito le dice a Jaimito:
A ver, si te portas bien. Porque cada vez que haces algo malo me sale una cana.
Ahhh, entonces t├║ debiste haber sido tremenda, porque f├¡jate como ├®sta la abuela

donde entierran a los espermatozoide muertos? en el SEMENterio

Suenaa el Telefono… (Ring)
-Bueno, ┬┐Habla Dora?
-!Habladora su puta madre!

Esta un borracho en la parte superior de una litera, y empieza a rezar «me acompa├▒a mi padre, mi madre, mi angelito de la guarda que siempre duerme conmigo!» y en eso se cae la litera y el borracho de abajo le dice: «ya veeees por dormir con tanta gente!!!»

Un comentario sobre “Chistes Cortos

  1. Ja,ja, muy buena la seleccion, ahi te dejo un aporte de mi parte.

    Una viejecita, en la mitad de un servicio religioso, se inclina y le dice al oído al esposo:

    – “Me acabo de tirar un pedíto silencioso… ¿Qué hago?”
    Y el marido le responde:
    – “Ahora nada, pero después cámbiale las pilas al sonotone.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *