Chiste de canibales

Iba un hombre caminando por la
selva, cuando de pronto lo rodea un grupo De salvajes caníbales, y se veía que
no tenían muy buenas intenciones.
– ┬íYa me llev├│ la chingada!- dijo el hombre.
En eso, el cielo se abri├│, apareci├│ un rayo de luz y se escuch├│ una voz
…profunda que le dijo:
¡No, todavía no, lo que debes hacer es quitarle la lanza al jefe caníbal y
clavársela a su hijo en el corazón!
Entonces, el hombre pelea con el jefe, le quita su lanza y se la clava en El
pecho al peque├▒o que estaba junto a ├®l, ante el asombro de todos los can├¡bales.
El hombre voltea al cielo, y se vuelve a escuchar la voz: -¡Ahora sí, Ya te
llevo la chingada!

AD
Publicado en Chistes

2 Responses to Chiste de canibales

  1. milomio says:

    no mamen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *