Posts relacionados con: hija

gggg
ggg

Nuestra relacion Madre-Hija

  • A los┬á4 a├▒os: ÔÇÿ┬íMi mam├í puede hacer cualquier cosa!ÔÇÖ
  • A los┬á8 a├▒os: ÔÇÿ┬íMi mam├í sabe mucho! ┬íMuch├¡simo!ÔÇÖ
  • A los┬á12 a├▒os: ÔÇÿMi mam├í realmente no lo sabe todoÔǪ.ÔÇÖ
  • A los 14 a├▒os: ÔÇÿNaturalmente, mi madre no tiene ni idea sobre estoÔÇÖ
  • A los┬á16 a├▒os: ÔÇÿ┬┐Mi madre? ┬íPero qu├® sabr├í ella!ÔÇÖ
  • A los┬á18 a├▒os: ÔÇÿ┬┐Esa vieja? ┬íPero si se cri├│ con los dinosaurios!ÔÇÖ
  • A los┬á25 a├▒os: ÔÇÿBueno, puede que mam├í sepa algo del temaÔǪ.ÔÇÖ
  • A los┬á35 a├▒os: ÔÇÿAntes de decidir, me gustar├¡a saber la opini├│n de mam├í.ÔÇÖ
  • A los┬á45 a├▒os: ÔÇÿSeguro que mi madre me puede orientarÔÇÖ.
  • A los┬á55 a├▒os: ÔÇÿQu├® hubiera hecho mi madre en mi lugar?ÔÇÖ
  • A los┬á65 a├▒os: ÔÇÿ┬íOjal├í pudiera hablar de esto con mi mam├í!ÔÇÖ

 

Publicado el curiosidades | Etiquetas: , , , | 3 Comments

Chiste: El c**nsolador de la hija

Entr├│ la madre de la adolescente a la habitaci├│n de ├®sta y encontr├│ sobre la cama un consolador de bater├¡as, doce pulgadas de largo, acr├¡lico azul semi-transparente, cabeza ancha y suspensi├│n reforzada. Angustiada la madre decide, despu├®s de mucho pensarlo, enfrentar directamente el tema con su hija. Cuando ├®sta llega del colegio le dice: “Hija, quiero que hablemos de esto (mostr├índole el consolador). ┬┐Puedes explicarme qu├® significa?” “F├ícil -dice ella- Tu me has ense├▒ado que debo tener una sexualidad responsable y por lo mismo he decidido dar satisfacci├│n a mi calentura y alboroto hormonal con este consolador que no me contagia de SIDA, no me embaraza, no me rega├▒a, ni me grita ni me pone los cuernos.” La madre la mira seriamente, pensando en su interior. Le parece muy l├│gico y razonable lo que escuch├│ y decide dejarla seguir con su consolador. D├¡as despu├®s la hija llega del colegio y al entrar a la sala ve a su madre con un vaso de whisky en una mano y con el consolador en la otra. La hija la mira aterrada y le exclama: “┬íMam├í!, ┬┐qu├® haces con Andrew?”. La madre que ya est├í medio pea, la mira a los ojos y tranquilamente le dice: “┬┐Qu├®, acaso no puedo echarme unos traguitos con mi yerno?

Publicado el Chistes | Etiquetas: , | Leave a comment