Mike, el pollo que vivi├│ sin cabeza 18 meses

mike-4Fruita es una ciudad de 6.400 habitantes de Colorado (Estados Unidos) que apenas ser├¡a noticia si no fuera porque all├¡ naci├│ y creci├│ su ciudadano m├ís famoso: el gallo Mike. Pero Mike no es un pollo cualquiera. Ha pasado a la historia por ser el ├║nico animal que ha vivido m├ís de un a├▒o sin cabeza, exactamente 18 meses, gracias a los cuidados y mimos de aqu├®llos que, en su d├¡a, le seccionaron la mayor parte de su cabeza con la ├║nica intenci├│n de preparar una suculenta cena.

Aquel d├¡a, 10 de septiembre de 1945, el granjero Lloyd Olsen fue a buscar un pollo para la cena y eligi├│ a uno de los m├ís cebados. Levant├│ el hacha con cuidado intentando dejar la mayor parte del cuello posible -la zona que m├ís le gustaba a su suegra- y le cort├│ la cabeza. Hasta aqu├¡ todo normal. Despu├®s de ser decapitado, el pollo dio unos pasos y se fue al corral con las dem├ís aves. Mike agitaba sus plumas e incluso intentaba esconder lo poco que quedaba de su cabeza bajo el ala. Tambi├®n quiso piar aunque el ├║nico sonido que pod├¡a emitir era un leve gorjeo procedente de su es├│fago abierto.

«A la mañana siguiente mi abuelo volvió al corral y se quedó maravillado. Estaba vivo. Comprendió que tenía más valor así que en una olla, y comenzó a alimentarlo y darle de beber con una pipeta», relata Troy Waters, nieto del dueño del pollo. Como al cabo de una semana seguía vivo, el granjero Olsen decidió llevarlo a Salt Lake City para que fuera estudiado por los científicos de la Universidad de Utah.

La explicaci├│n fue sencilla: el golpe nada certero le hab├¡a dejado intactas la yugular, gran parte del cerebro y un o├¡do. ┬½Que viva es posible si el corte no da├▒a la masa encef├ílica, aunque ojos, pico, lengua y o├¡dos queden destruidos, y si s├│lo afecta a los vasos secundarios┬╗, afirma Indalecio Ruiz Calatrava, profesor de Veterinaria de la Universidad de C├│rdoba. ┬½De este modo, la hemorrag├¡a podr├¡a superarse, y si se le da de comer manualmente, a trav├®s de la abertura, el animal podr├¡a vivir durante un tiempo┬╗.

As├¡ fue como sucedi├│. Mike se alimentaba de granos de ma├¡z y leche, y en vez de desfallecer, fue ganando peso. De poco m├ís de un kilo pas├│ a los 3,5 en apenas unos meses. No qued├│ ah├¡ la cosa. Olsen comprendi├│ que podr├¡a beneficiarse y decidi├│ exhibirlo por todo el pa├¡s present├índolo como un aut├®ntico milagro. Se pagaban m├ís de 25 centavos por verlo correr y observar su cabeza flotando en un frasco de formol. Lleg├│ a ganar 4.500 d├│lares al mes.

Había nacido una estrella. Revistas como Life o Time se hicieron eco de la increíble noticia, así que el ejemplo cundió y otros granjeros comenzaron a cortar cabezas a sus pollos para ver si ocurría lo mismo. El que más vivió fue uno llamado Lucky, pero no pasó de los 11 días.

La vida de Mike se apagó en marzo de 1947 al atragantarse con unos granos de maíz. Murió de asfixia, pero su espíritu continuó vivo. Tanto es así que la cuidad de Fruita decidió en 1999 celebrar un día en su honor. Desde entonces, cada año, el tercer domingo de mayo se organizan unos juegos cuyos protagonistas son los pollos. Incluso se ha editado un libro con sus mejores fotos y una escultura con su nombre se levanta en pleno centro. Hasta tiene página en Internet (www.miketheheadlesschicken.org). Todo ello para celebrar «el coraje y las ganas de luchar de Mike».

AD
Etiquetas:
Publicado en Sabias Que

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *