Chistes de Gallegos

– Oye, Manolo, ┬┐quieres ser Testigo de Jehov├í? – ┬íPero Yo ni siquiera vi el accidente!

A un gallego lo detiene la policía y le dice:
– Deme su nombre y apellido.
– ┬┐Est├í loco? ┬┐Y yo despu├®s c├│mo me llamo???

– Oye, Paco, ┬┐sabes c├│mo se llaman los habitantes de San Francisco ?
РHombre, pues no todos

Suena el tel├®fono en la casa de Manolo:
– Manolo, que te estoy llamando por la cortadora de c├®spedÔǪ
– Caramba, pero qu├® bien se te escucha!

– ┬┐Me da un desodorante, por favor?
– ┬┐De bola?
РNo, hombre, de axila

La rubia pasa un semáforo en rojo y la detiene un policía gallego:
– Ay, lo siento, oficial, es que soy dalt├│nicaÔǪ.
– Ah, ┬┐pero usted cree que soy tonto? ┬┐Me quiere hacer creer que no hay sem├íforos en Daltonia? *

– Oye, ┬┐por qu├® caminas con las piernas abiertas?
– Porque tengo el colesterol muy alto.
– Bueno, ┬┐y qu├® tiene que ver el colesterol con caminar de esa forma, hombre?
– Es que el m├®dico me dijo: ÔÇÿLos huevosÔǪ ni tocarlosÔÇÖ!!!

AGENDA DE TEL├ëFONO. ┬┐Por qu├® los gallegos usan solamente la letra ÔÇÿTÔÇÖ en sus agendas de tel├®fono?
Tel├®fono de Antonio, Tel├®fono de Joaqu├¡n, Tel├®fono de Manuel, etc.

ZAPATOS NUEVOS. Pepe el gallego fue el martes a la zapater├¡a Despu├®s de probarse unos cuantos pares, eligi├│ unos italianos, muy elegantes..
Al entreg├írselos, el empleado le advirti├│: ÔÇô Se├▒or, este tipo de zapato suele apretar bastante en los primeros cinco d├¡as.
– No hay problema -respondi├│ Pepe- no los voy a usar hasta el domingoÔǪ

LA FUGA 50 gallegos presos en un barco-prisi├│n se ahogaronÔǪ Hab├¡an perforado un t├║nel para fugarse!!.

El Abuelo gallego. ┬┐As├¡ que tu abuelo muri├│ en la consulta del m├®dico?
┬┐Y el m├®dico qu├® le dijo antes de morir?
Le dijo: ÔÇô Cuente conmigo, se├▒or: cinco, cuatro, tres, dos, uno, ceroÔǪÔÇÖ

La viuda gallega Se muere el marido de una gallega y se acerca un amigo a la viuda:
– Lo siento.
– No, d├®jalo mejor acostadoÔǪ

Los pollos del gallego. Dos gallegos se encuentran en un camino. Uno de ellos llevaba una bolsa al hombro. –
┬┐Qu├® tienes en la bolsa? -dice uno.
– Pollos -responde el otro.
– Si acierto cu├íntos llevas, ┬┐puedo quedarme con uno?
– Si aciertas, puedes quedarte con los dos.
– Bueno, puesÔǪ ┬íCinco!

Divorcio gallego. Una pareja gallega está preparando el divorcio, y dice ella:
– ÔÇÿYo me quedo con el nene, ManoloÔǪ
ÔÇÖ-. – ÔÇÿ┬íJoder! ┬┐Y eso por qu├®?
ÔÇÖ-. – ÔÇÿPues porque es m├¡o, no tuyoÔǪ..ÔÇÖ- dice ella.
– ÔÇÿ┬íPero si tampoco es tuyo!ÔÇÖ- contesta el gallego.
– ÔÇÿ┬íC├│mo que no!? ┬┐Y qui├®n lo pari├│?ÔÇÖ- pregunta ella.
– ÔÇÿNo s├®ÔǪ ┬┐T├║ te acuerdas el d├¡a que naci├│, estando en la maternidad, que se ensuci├│ y me dijiste que lo cambiara?
ÔÇÖ-. – ÔÇÿS├¡ÔǪÔÇÖ-. – ÔÇÿPues.. ┬íLo cambi├®!ÔÇÖ-.

Gallego atropellado. A un gallego lo atropella un autob├║s, y toda la gente se aglomera alrededor de ├®l.
El gallego, delirando, dice: – ÔÇÿ┬íIncl├¡nenme, incl├¡nenme!ÔÇÖ
– Y la gente lo inclinaba, pero el gallego segu├¡a gritando:
– ÔÇÿ┬íIncl├¡nenme, incl├¡nenme!ÔÇÖ
– La gente ya no sab├¡a c├│mo ponerlo, y el gallego dice:
– ÔÇÿSi no hay una cl├¡nica, hospital├¡cenme.

El ping├╝ino del gallego.
Se encuentran Venancio y Manolo, pero ├®ste ├║ltimo llevaba un ping├╝ino de la mano, y Venancio le pregunta:
– ÔÇÿOye, Manolo, ┬┐pero qu├® haces con ese ping├╝ino?ÔÇÖ
-.. – ÔÇÿPues na, que me lo he encontrao, y no s├® qu├® hacer con ├®lÔÇÖ
-. – ÔÇÿSi ser├ís bruto, Manolo, ┬┐por qu├® no lo has llevao al zool├│gico?ÔÇÖ
-. – ÔÇÿHombre, pues qu├® buena ideaÔǪ Hoy mismo lo llevo al zool├│gicoÔǪÔÇÖ
Al día siguiente se vuelven a encontrar, pero Manolo sigue con el pingüino, por lo que Venancio, extrañado, le pregunta:
– ÔÇÿ┬┐Qu├® ha pasado contigo, Manolo, no hab├¡as dicho que llevar├¡as al ping├╝ino al zool├│gico?ÔÇÖ
-. – ÔÇÿHombre, pues lo he llevao, y nos hemos divertido tanto, que hoy nos vamos al circoÔǪÔÇÖ

-. El galleguito.
Murió el gato del galleguito. Su mamá lo consolaba:
– ÔÇÿNo llores, hijito. El Michi ya est├í en el Cielo, con DiositoÔÇÖ.
Y el galleguito le pregunta entre sus lágrimas:
– ÔÇÿ┬┐Y qu├® chingaos va a hacer Diosito con un gato muerto?ÔÇÖÔǪ

Y el mejor:
CALDO GALLEGO Entra un se├▒or a una tienda y pregunta al dependiente:
– ┬┐En qu├® pasillo encuentro latas de Caldo Gallego?
El empleado se le queda viendo y le pregunta: –
┬┐Es usted Gallego? El tipo visiblemente molesto le responde:
– Pues efectivamente, s├¡ soy Gallego. Pero dime una cosa, ┬┐si te hubiera preguntado por pasta Italiana, me habr├¡as preguntado si soy Italiano?, o ┬┐si te hubiera preguntado por salchichas Alemanas, me habr├¡as preguntado si soy Alem├ín?, o ┬┐si te hubiera preguntado por un hot-dog kosher, ┬┐qu├®? tengo que ser Jud├¡o?. O si te pregunto por tacos Mexicanos, ┬┐me habr├¡as preguntado si soy Mexicano? ┬┐lo habr├¡as preguntado acaso?
El empleado responde: – ┬íNo, puesÔǪ.la verdad no!
┬┐Y que tal si te pido un whiskey Escoc├®s, me habr├¡as preguntado si soy escoc├®s?
– Pues no, seguramente no.
Terriblemente indignado el tipo le grita:
– ┬íPues ahora dime pedazo de imb├®cil! ┬┐por qu├® carajos si te pido Caldo Gallego, me tienes que preguntar si soy Gallego? El empleado responde:
– Porque est├í usted en Office Depot!!!

AD
Publicado en Chistes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *