Chiste: El c**nsolador de la hija

Entr├│ la madre de la adolescente a la habitaci├│n de ├®sta y encontr├│ sobre la cama un consolador de bater├¡as, doce pulgadas de largo, acr├¡lico azul semi-transparente, cabeza ancha y suspensi├│n reforzada. Angustiada la madre decide, despu├®s de mucho pensarlo, enfrentar directamente el tema con su hija. Cuando ├®sta llega del colegio le dice: “Hija, quiero que hablemos de esto (mostr├índole el consolador). ┬┐Puedes explicarme qu├® significa?” “F├ícil -dice ella- Tu me has ense├▒ado que debo tener una sexualidad responsable y por lo mismo he decidido dar satisfacci├│n a mi calentura y alboroto hormonal con este consolador que no me contagia de SIDA, no me embaraza, no me rega├▒a, ni me grita ni me pone los cuernos.” La madre la mira seriamente, pensando en su interior. Le parece muy l├│gico y razonable lo que escuch├│ y decide dejarla seguir con su consolador. D├¡as despu├®s la hija llega del colegio y al entrar a la sala ve a su madre con un vaso de whisky en una mano y con el consolador en la otra. La hija la mira aterrada y le exclama: “┬íMam├í!, ┬┐qu├® haces con Andrew?”. La madre que ya est├í medio pea, la mira a los ojos y tranquilamente le dice: “┬┐Qu├®, acaso no puedo echarme unos traguitos con mi yerno?

AD
Etiquetas:
Publicado en Chistes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *